Sant Jordi 2011

Increíble pero cierto. Amanecía en los Alpes y a las 8.30 de la mañana salíamos hacia las montañas para recoger ‘muguet‘, una flor muy preciada en la Alta Saboya a la que se le dedica el día 1 de mayo.

Todavía con el rocío sobre las hojas el padre de Julien inauguró este Sant Jordi mañanero, sin saber siquiera qué es Sant Jordi, y me dió esta flor, en medio del bosque. Se conoce más como lirio de los Valles, o lirio salvaje y el olor es  increíble, sobre todo en las condiciones en las que yo lo conocí.

Ahora bien, siendo Sant Jordi, no podía faltar mi rosa, ni tampoco una rosa para la madre de Julien; y como no, pasamos por una librería a ver que caía, esta vez Julien eligió él mismo su libro, De@d, de Hervé Brasebin, una historia policíaca en la red.

La rosa de Sant Jordi

Yo recibí mis libros un par de semanas antes, el día que me robaron el iPhone en el Raval, qué bajón!. Al principio se que me calló el alma a los pies, al final ya me reía, sobre todo cuando fui a poner la denuncia y la policía me dijo, hombre!, tú eres la de la moto… Sí, soy yo, la de la moto, la del iPhone, y la que está deseando escribir un post muy chulo que se titule: bye bye Raval, qué te den!.  Hace 7 años que vivo por la zona y hasta hace tres días era todavía muy fan de mi barrio, después me hice mayor.

También tengo que decir, que casi debería darle las gracias al ***** que se lo llevó, un día más tarde me sentía liberada del maldito cacharro. Lo único que echo de menos es la cámara y sobre todo Instagram, Hipstamatic y un par de aplicaciones más a las que le sacaba mucho partido!.  Así que ya lo sabéis, no vayáis por ahí whatsappeando si no queréis que se os quede la cara de gilipollas que se me quedó a mi cuando me lo quitaron de las manos.

Aquel día Julien, que acababa de volver de Francia esa misma tarde, dejó sobre la cama un par de cómics que me devolvieron el ánimo delante de lo que no era ni mucho menos una catástrofe: Heritages y el segundo tomo de Le combat ordinaire, de Manu Larcenet; uno de mis cómics favoritos. El primero bastante flojo, con el 2º, a Julien se le fue la olla ya que me había leído ya los cinco que hay. En cualquier caso, siempre había querido tenerlos.

Ahora estoy con mi tercer libro de Sant Jordi, El efecto Actitud, de Victor Küppers. Un regalo de Montse, que me gustó muchísimo y que llegó en un buen momento. Me gustaría regalarle este libro a mucha gente pero sobre todo a una persona, la razón por la que estamos en Francia y la razón por la que estoy escribiendo este post a la espera de recibir noticias.

Para la gente a la que le gusta leer, Sant Jordi es una buenísima excusa para salir y comprar libros, pero también por los que recibes. Yo todavía espero dos más con mucha ilusión, el de InfoJobs, que es ya un clásico de cada año, y el de Joaquim, que siempre acierta!.

En los Alpes la vida empieza temprano y acaba tarde. Sería lo más poder vivir aquí y tener tiempo para escribir así cada día.

Este es mi segundo post de Sant Jordi en Con2abuelas, hace más o menos un año empezaba el invento y aquí seguimos.

Gracias por llegar hasta el final de este post tan largo.

From Alpes,

The white flower

—-,—‘–(@

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s