Sunset Park (Paul Auster)

Esta vez me ha costado entrar. El trayecto de metro de mi casa al trabajo no es suficientemente largo para novelas, sí lo es para cómics. Leer un par de páginas cada vez no funciona igual que cuando estás de vacaciones es un sitio donde cada imagen podría ser una postal.

La estructura de los capítulos, en personajes, te permite saber a dónde vas, ahora Alice, ahora Miller. El problema es ese, que no todos tienen la misma fuerza y de quien quieres saber más es de Miller, o tal vea de sus padres y los colegas, pero no de Ellen, que resulta en sí misma un poco insulsa. El rollito super yanki, siempre presente con este tío, nos queda tan lejos!, y en cambio, la forma en la que habla de las cosas somos nosotros, aquí y ahora.

Y ahí es donde entra el talento de Auster, capaz de hacer que te identifiques con cada uno, igual que hace Woody Allen, y que todos te caigan bien y que te sientas incluso como un ocupa más en Sunset Park. Y al igual que Allen, una vez más, y cada uno en su disciplina, los ocupas no podían ser los típicos punks guarros, no qué va!, tenían que ser una suerte de bobos americanos sin un duro.

En la página 226 llega la sorpresa, y pam!, ahí está este tío que escribe para esta generación. Cuando lo leo pienso que es exactamente esto, que así son las cosas en nuestro tiempo y que Auster es el autor de nuestra generación, igual que Tarantino lo es en cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s