Bar Calders – Sant Antoni

Mi nuevo sitio favorito en Sant Antoni, por muchos motivos: Estrella Galicia, trato, características, precio y muchos pequeños detalles que no tienen la mayor parte de los otros bares y bodegas que conozco.  Si tienes niños o perro, este es tu sitio, ya verás porqué.

¿Qué es lo que lo hace diferente?

 

  • Tiene una terraza enorme en un pasaje peatonal, perfecto para niños
  • La terraza es super alegre y además tiene un montón de pequeños detalles: sillitas para niños, bebederos para perros, aparcamiento de bicis y lo que más me gustó, abanicos por si aprieta el calor
  • Sirven vermut casero a buen precio y también Spritz de Aperol (al que le falta un poco de cava, por cierto)
  • Con la consumición te sirven un pinchito bastante original: a nosotros nos trajeron una tostadita y también un cartullo de cacahuetes y una especie de espagueti seco con especias, buenísimo!. Incluso la presentación era original.
  • El Gin Tonic está a 6€
  • Las tapas tienen super buena pinta y son bastante originales, al menos en la presentación. Me quedé con ganas de provar las bravas-chips, que todo el mundo estaba comiendo (a ver si se acaba ya esta dieta!)
  • Todo parecen prepararlo con cariño, te tratan super bien y cuidan muchísimo estos pequeños detalles a los que muy poca gente en Barcelona parece prestar atención
  • La decoración del local y el concepto es más Berlinés que Barcelonés
  • En esta misma calle, al lado, está el Federal. Si sólo pasases por aquí fliparías con Barcelona!

Lo único que me preocupa de este sitio es que muera de éxito. Que sea imposible conseguir una mesa, que cambie el trato, que ya no se cuiden los detalles, que la calidad baje y que en definitiva, se convierta en el típico sitio de Barcelona. De momento ya ha salido en el Time Out, La Vanguardia y como no, en las abuelas 🙂

Bar Calders

Parlament 25, Sant Antoni – L’Eixample Esquerra

Horario Bar Calders:  Ma-Mi 8:00-1:00 / Jue-Sab 8:00-2:00 / V 8:00-2:15 / D 10:00-21:00
Lunes cerrado.


Especial verano – mojitos Raval

Por fin un contenido útil, de interés y relevante en nuestro día a día, un ranking de los sitios donde tomarte un buen mojito en el Raval. Se aceptarán de buen grado comentarios contructivos así como críticas despellejadoras, pero sobre todo, si alguien puede aportar alguna novedad, bienvenida sea!.

1- Mamita Linda: sin lugar a dudas los mejores, siempre y cuando te los prepare Alex, el dueño, que es cubano y sabe lo que hace, un encanto de tío.  Terracita y happy hour, 3.50€ hasta las 21.00 -5€ tarifa plana, abierto hasta las 3.00h-.

2- Muy buenas: si bien no tienen terraza, al menos sí aire acondicionado. Los mojitos son exactamente los mismos que los del Mamita, ¿por qué será?. Son también cubanos y el local es genial, aunque sobraba tanta salsa y tanto reggaeton. Huele a menta nada más entrar y hay un cartel que reza: bienvenido al Club de las modernas maricas. 3.50€ happy hour hasta las 21.00 -6€ después, abierto hasta las 3.00h-.

3- Boadas: un clásico con garantía donde los barman van con pajarita. Aquí me tomé yo mi primer mojito, con 20 años, cuando por fin pisé Barcelona, dios!, cómo me gustó, increíble. Un buen sitio para llevar a tus padres. 6€ +/- (puede que más pero no tanto más).

4- Pesca Salada: el local es minúsculo y especial, muy especial. Cada detalle es perfecto. El chaval que lo lleva sabe como preparar un cocktail y aún si la especialidad del local no son los mojitos, sino más bien, Gin-Tonic, Mosco Mule y Caipirosca, no os decepcionará en absoluto. 6€ tarifa plana.

5- La rosa del Raval: los mojitos no matan pero están ricos. Lo mejor es el ambiente alrededor de la micro terraza y el interior muy colorido. Happy hour 3.50€, lo de siempre, hasta las 21.00, y como todos, después suben a 6. Modernez a punta pala, por cambiar.

6- Madame Yasmine: en este sitio cada vez son más bordes, pero una cosa no quita la otra. Mojitos ricos y generosos, happy hour y un local muy chulo, la mejor ubicación en verano: al lado de la puerta. No dejes de leerte la historia de Madame Yasmine, en uno de los cuadros del bar, impresionante.

Cuidado con los mojitos, que parece que no, pero suben, especialmente si empezáis tempranito!. Un buen plan para cualquier momento. Casi cuelgo el cartel de cerrado por vacaciones, pero la causa es la causa.  A disfrutarlo! 🙂

Fuzz Box – Raval

En un barrio lleno de chavales en patín, y con todo el moderneo que hay últimamente por aquí, ya iba siendo hora de que alguien abriese un sitio con un aire diferente,  esto sí que va con el espíritu del Raval y no lo que nos ha tocado en suerte en la ruleda de la moda.

Un local diseñado a medida de los asiduos de la plaza del MACBA, generadores de ese sonido tan relajante que hacen las ruedas al chocar y arrastrase por el asfalto, como si fuesen olas… El suelo es de cemento y la decoración bastante autera aunque los graffitis que le han hecho le dan toda la personalidad que necesita. Son muy chulas unas mariposas que no se ven en la foto. Tiene mérito porque la restauración la han hecho toda ellos, y también todo lo que hay dentro, incluidos los sofás, las lámparas y el ‘chill out’ de la segunda planta. Por supuesto, y cómo no podía ser de otra manera, los camareros, y uno en especial, están siendo claros, muy buenos; diría que ellos son también en sí mismos skaters, o, al menos, se visten como tales. Perfecto para la primera copa.

A destacar el precio, 4€, toda la noche, todas las copas, inmejorable!.

Calle Riera Alta, 8 +/-

(close to Rambla del Raval)

Abierto a partir de las 20:00

Spritz en Barcelona

Un aperitivo típico de la región del Veneto, norte de Italia: Padova, Venecia, Treviso… De ahí son quienes me enseñaron qué era, y cuándo y dónde tomarme uno.  Normalmente se prepara añadiendo a la base de un vino blanco seco -aquí usan cava-, distintos tipos de vermut, Campari, Aperol o Cynar, se decora con una rodaja de naranja y una aceituna. El más rico y dulce, el de Aperol.  El color y el gusto son muy particulares, es riquísimo y peligroso, se toma por la tarde-noche y hay que tener cuidado.

Un local popular para tomar Spritz en Barcelona es el Cin Cin, un auténtico geto italiano. El Spritz de la casa, a 2.50€, está tan bueno cómo el otro y además siempre ponen algo para picar. Eso sí, italiano 100% y si hay fútbol, hay fútbol. Un local agradable que lleva un chaval muy majo.

Carrer Ample, 54
Precio Spritz: 2′50€
Barrio Gótico

Otro sitio que si no conoces, deberías, es el Santa Marta, en la Barceloneta! Perfecto para días de sol, tiene una terraza enorme.  Está siempre lleno de gente y hay muy buen hambiente.  Aquí  no podrás tomarte sólo una porque engancha. En cuanto llega la primavera y, sobre todo, el verano, la música, las camareras y un largo etcétera de etcéteras son una buena escusa para acercarte y probarlo, además, es un local bastante chulo, tiene algo marinero que encandila.

Grau i Torras, 59
De 10:00 a 22:00!
Precio Spritz: 3′50€
Barceloneta

Y, por último, al que más voy, entre otras cosas porque es el que queda más a mano. El Spritz, al lado de la catedral. De todos, estos son los más generos,  aunque el rollo no es tan familiar y hay más giris, muchos no porque en el local caben cuatro. Ahora bien, en verano, ahí mismo encontrarás unos cojines que puedes poner en el muro que bordea la catedral y sentarte allí al fresco un rato viendo a la gente pasar. Aquí también ponen patatitas.

La chica que trabaja en este sitio, es increíble, siempre de buen rollo y feliz. Si alguna vez pasáis, quedaros, de vez en cuando va bien. Además, a la segunda, ya no querréis iros por eso que, si no tenéis un plan mejor, este siempre es un buen plan.

Carrer de la Tapinería, 4
Precio Spritz: 3′50€
Barrio Gótico