Atenas, Sérifos y Milos (islas griegas)

Tips para algunas personas muy especiales (después de haberles convencido a todos de que se vayan a mi nuevo país favorito!):

  • En Grecia todo es fácil, si te agobias es porque quieres
  • Negocia pagando en metálico. Empieza por sacar la tarjeta, y pregunta si cambia el precio si pagas en metálico… notarás la diferencia, no en restaurantes, pero sí en tiendas, alquiler de coche, casa, etc.
  • Hay un bus del aeropuerto que cuesta 6h y te deja directamente en el puerto, cuesta 6€. Un taxi son 50€, tb hay metro al centro de la ciudad y va guai
  • El café en un primer momento suena carísimo, 3,50€ el más barato, pero está de vicio, te enganchará. No son cafés normales, sino rollo Starbucks, pero sin el punto yankee de gran cadena, muy currados y con una cremita deliciosa. Hay mil sitios donde pasar ratos tomando café, bares y cafés realmente “pro”
  • Al Uzo hay que darle una oportunidad, sobre todo como aperitivo
  • Te vas a cansar de comer tzatziki,  moussaka, pulpo y sardinas asadas, así como ensaladas. No seas ansias ni pesado, prueba otras cosas
  • Vale más la pena 7 días en una isla que recorrer 3. ¿Verdad que no irías a Ibiza, Formentera y Mallorca en el mismo viaje?. Pues esto igual. Mucho mejor una semana en Mallorca, mucho mejor una semana en Milos
  • Ir hasta las islas, sobre todo si son las Cíclades: Milos, Santorini, Sérifos, Mikonos, Folegandros… es super fácil, y puede ser más o menos caro, según que tipo de barco pilles y la distancia, claro. Hay varias compañías de barcos, aquí adjunto un listado
  • Los griegos son personas amabilísimas, si no haces amigos es una vez más, porque no te ha dado la gana. Espíritu eso sí 100% mediterráneo, cero estrés
  • La cerveza griega es muy suave y las copas escasas y caras (rollo inglés, un shot y venga; no son copazos). La coctelería es más abundante
  • El vino de la casa está rico en casi cualquier sitio, vale sobre 6€ la jarrita
  • El mejor periodo para ir a Grecia es antes del 15 de junio y después del 15 de septiembre
  • Cuando pidáis carne o pescado, pedid que no os lo pasen mucho, lo hacen por defecto
  • Las raciones son más que generosas, no pidáis cantidades como si estuvieseis en España, con una coméis dos, lo que lo hace aún más barato
  • Perderos por el barrio de Exarquia (Atenas), está lleno de grafitis y de vidilla, por la noche mola mil. Es un sitio muy político pero que me recuerda a Berlín hace años
  • El souvlaki es el bocata típico griego, lo hacen bueno en casi cualquier parte y sirve para cualquier momento. No vayáis a cadenas, id a bares locales
  • Las islas son pequeñas, se pueden hacer varios planes en un mismo día; en plan, pillar algo de desayunar take away, ir a un mirador, después ir a pasear y visitar u pueblito, comer guai y pasar el resto del día en la playa; ojo con las playas con sombra por la tarde, y tb con el los vientos, según donde sople interesa una zona de la isla u otra
  • Entre 8€-15€, si pagas más eres un looser. Las raciones son grandes. Costará más en sitios “más especiales” este es el estándar

“Must see” en Milos por orden, por si tienes poco tiempo:

  1. Sarakiniko, perfecto para un baño por la mañana temprano (playa de roca, fotos espectaculares). Se llenará pronto de guiris, italianos y rusos lo peor. Si mueves el culete y te paseas encontrarás rincones increíbles, pero, lleva protector y ten cuidado si saltas al agua, está todo muy “virgen” y no hay socorristas. Papafragas, está al lado, yo no estuve, pero he visto y tiene pintaza.
  2. Mandrakia, al lado de Sarakiniko, en el norte de la isla. Perfecto para ir a comer justo después; el sitio más mágico de la isla, por muchos motivos que vosotros solos descubriréis
  3. Plathiena, mi favorita. Las mejoras puestas de sol desde la playa. No sé si es o no la mejor, pero sé que si fuese local, haría lo que hacen ellos, ir aquí. El camino de bajada es espectacular; rodeada de vegetación con un agua verdecina transparente de la que nunca apetece salir. El único defecto, está lleno de niños e italianos, pero te puedes poner en la esquina más alejada y hacer topless sin problema
  4. Plaka, un pequeño pueblito genial para comprar souvenirs. También mola mucho la vista desde la iglesia con todo el mar azul y esa preciosa cala abajo…
  5. Firiplaka, playa muy muy nice pero te torras. Por 6€ te compras una sombrilla en cualquier tienda. Lleva también bastante agua, congelada, comida y por supuesto crema protección 50. Una tumbona sale por 6€, creo, pero estarás rodeado de gente
  6. Tripity, un pueblo mágico para visitar por la mañana o en la puesta de sol, con un vinito. Pasear por todos los rincones, hay mil sitios para fotos bonitas

Si tienes más días:

  1. Firopotamos, otra playita genial con unas casitas típicas y millones de rincones donde hacer fotos. Pero para eso hay que mover el culo. Cuidado con las piedras al entrar en el agua, no es muy difícil
  2. Tzigrado, es una playa genial pero enana, estará llena de gente. Puedes ir a visitarla, pero por si acaso, no planifiques tu día aquí. Para llegar hasta aquí necesitas coche o moto. Mejor casi coche. Arena fina y agua impecable. Bajada chunga por una cuerda, pero accesible para cualquiera
  3. Paliochori, dicen que por dentro tiene aguas termales. Los colores molan, y a mí me gustó mucho en octubre cuando estaba vacía, pero si no vas, no sufras, todas las anteriores valen mucho la pena. Para llegar hasta aquí lo mismo que la anterior, está lejos. Lejos es 25 min. desde cualquier otro punto de la isla

Cosas que hacer en Milos:

  • Si queréis ir a Kleftiko, es mejor no pillar el barco desde Adamas. Hay otro pueblo desde donde sale más barato, en vez de ir el día entero vas medio día y pasa de costar 60€ a costar 22
  • Si tienes muchos días en Milos, tb hay una ruta a otra isla con playa paradisíaca, en barco, desde Pollonia (entérate bien, yo no lo hice)
  • Ir a cenar una noche a Pollonia, hay un sitio genial, con producción ecológica y demás
  • No hagáis los italianos y os paséis el día comiendo pasta, aunque la pasta con marisco está muy rica
  • Probad las lapas, los caracoles también son típicos, pero yo no me atreví
  • Perderos por el barrio de Exarquia, está lleno de grafitis y de vidilla, por la noche mola mil, mucho más que su barrio homólogo pijo
  • El souvlaki es el bocata típico griego, lo hacen bueno en casi cualquier parte y sirve para cualquier momento. No vayáis a cadenas, id a bares locales

Sitios que nos gustaron en Grecia:

Ojo, hay mil sitios y todos buenos, no vale la pena volverse loco ni esperas interminables!

  • [Atenas] Ta Karamanlidika tou Fani: hiper recomendado. Una de las gerentes es española, de León. Una señora especial. Cae por el centro, no os lo perdáis
  • [Atenas] Blow lounge café: si estáis por Pireaus, vale la pena la vista, ya sea de día o de noche, la comida son bocatas, está fatal regentado, pero el sitio mola
  • [Milos] Medousa (top 1): lo más rico (las bruschettas con tomate, muy simple pero están buenísimas…, las sardinas, las empanadillas de feta, las ensaladas, las albóndigas, mmmmm…)
  • [Milos] Oasis café: música buenísima, perfecto para puestas de sol!
  • [Milos] Enalion: muy rico, vale la pena ir al pueblito en el que está para dar un paseo por la tarde y cenar después por allí; no es el pueblo más bonito. Caro, por encima de la media, pero delicioso. Ojo la ensalada de tomate…
  • [Milos] Barriello: la primera vez me gustó mucho, la segunda menos. Caro, por encima de la media. En la terraza de abajo es más tranqui
  • [Milos] Coffee Time: café muy rico, y justo al lado hay una panadería donde yo pillaba siempre para llevar a la playa, todo está muy fresco. Casero, rico y bien de precio

Posibles rutas de viaje por las islas que me molan porque queda cerca, no te gastas tanto en barco y te permite estar suficientes días en un sitio como para conocerlo y conectar con el sitio:

  • Milos – Sérifos
  • Milos – Folegandros
  • Milos – Santorini – Folegandros

Enjoy!***

 

 

 

Anuncios

Sant Aniol – La garrotxa, Girona

Fin de semana, colegas, furgo, montaña, caminata, pozas, agua impecable, rutas, cañones, manantial, verano, paz, solitud, verde, agua, rocas, agua, barbacoa, fotos: Sant Aniol.

Estuvimos dos días y caminamos como bestias. Una ruta impresionante bordeando pozas de agua impecable, cada cual más chula. En todas y cada una nos queríamos meter, sin gente, sin ruido.

El camping en el que nos quedamos era una gozada. Cenar allí era un placer y despertarse por la mañana en ese entorno, un lujo. El bar servía unos bocatas buenísimos de pan auténtico y nunca antes de salir habría imaginado lo verde que sería el paisaje y lo limpias que estarían las pozas y el manantial. Impresionante.

Supongo que alrededor de este sito debe haber mil sitios donde quedarse. Nosotros estuvimos en el camping y fue perfecto, todo, desde que llegamos hasta que nos fuimos. Un plan con garantía, siempre que no llueva y que te guste la naturaleza y caminar. Al irnos pasamos por Besalú, que está al lado, un placer como siempre volver a ese pueblo tan bonito aunque no recuerde que hacía allí la primera vez que estuve.

Sant AniolCamping Sadernes

La zona una gozada. El camping, de montaña, mucho más barato que la media.

Presupuesto total de la escapada: 50€ por persona (comida incluida!)

5 días en Ámsterdam: pequeña guía

A diferencia de lo que todos tenemos en la cabeza, Ámsterdam es mucho más que coffee shops, bicicletas, casitas de postal o mujeres luciendo palmito detrás de un cristal.  Es una ciudad tranquila, con mucha libertad, en la que el entorno y el agua actúan como un bálsamo.Vengas de donde vengas, llegar en tren es una buena opción, la estación, neorenacentista, cae en medio de la ciudad. Lo primero que hay que conseguir es una bici, te sentirás como un local -si tu bici no es naranja- y llegarás a todos partes en dos minutos. Lo más famoso de Ámsterdam gira todo en torno a la plaza DAM: El barrio rojo, Centrumla casa de Ana Frank -si no vas a primerísima hora te tocará esperar- , los ‘coffee shop’ y las tiendas de psicotrópicos varios; pero, lo mejor, los canales, aquí y allá. Por esta zona está la licorería Wynand Fockink, con nombres franceses exóticos y riquísimos, pero de un euro nada, es carillo, diría. Y para cenar, el Crea Café, un sitio universitario donde dicen que se come bien y a buen precio, yo no llegué a tiempo, pero el lugar es genial, pegado al canal, ojo con los horarios.

El barrio que más me gustó, el Jordaan, donde vivía. Un barrio ‘bobo’ (bohemio-burgués), donde quiera que los haya. Callecitas geniales, para recorrer una a una, las tiendas más chulas, los mejores espacios donde organizar un pic-nic alrededor del canal, increíble. En esta zona os recomiendo dos coffee-shop locales, donde alucinaréis: Paradox y Sanememtereng, un lugar muy especial rollo anticuario con una hippie bohemia que lo lleva, más o menos, esa es la dirección, preguntad porque vale la pena. Por aquí también hay un mercado muy curioso, de Pijp, para ir a comprar queso o fruta  y quedarte por ahí a comer.

Sí o sí, dedicad un día a visitar las islas KNSM, un ejemplo de cómo una buena arquitectura puede convertir un barrio marginal en una obra de arte, edificios actuales en perfecta armonía con el entorno, probablemente lo que más me gustó de la ciudad. De esta zona destacan, por oden: los puentes de Borneo/Sporenburg, una construcción chulísima, The whale y otro que se llama Hoop, Liefde en Fortuin (Esperanza, amor y fortuna), pero también las pequeñas callecitas con puentes, está todo señalizado, esdificio a edificio, y todo vale la pena. En la otra punta está el Silodam, no dejéis de ir a verlo.  De camino, a esta zona podéis parar en la terraza del museo NEMO, que simula un barco en cuya cubierta estaría la terraza, y al volver,  tomaros algo en la terraza de la biblioteca, OBA (Openbare Bibliotheek), increíble, por dentro y por fuera, id, id, id!.

El museo Van Gogh no está mal, pero más por los alrededores que por el museo. Ahí encontrarás la escultura ‘I love Ámsterdam’ y justo al lado, un parque muy grande, Westerpark; si te animas, te puedes pillar una mini barbacoa de aluminio en el super, que ya trae todo, puedes cocinar y comer algo al lado del lago, es algo que todo el mundo hace.

Para comer y beber, si te mueves por el Jordaan, recomendaría: una sandwich gigante en la terracita, al lado del canal, de la Brasserie Blazer pero sobre todo, ir a una buena vinacoteca -el vino en Ámsterdam es un desastre-, comprar un buen vino, algo de comer en el super y hacer un aperitivo en los canales, esos, los planes más simples, siempre son los mejores.

Importante: las bicis en Ámsterdam frenan con los pedales, es un momento hasta que te acostumbras, qué no cunda el pánico!. En los coffee shop no venden alcohol y no se puede fumar tabaco, en teoría… Y, la comida es un desastre, pero son buenos haciendo bocatas y con los cakes.

Ver más fotos

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑