Ondiñas do Mendo – Madrid

Increíble que éste sea el primer restaurante gallego que pongo aquí y no será que no haya unos cuantos. Estábamos de celebraciones varias y el sitio me cayó bien. Además, paso mucho por Madrid y no había escrito ni un post!. Como gallega, le doy el visto bueno.

Éramos cuatro. Nos pedimos:

  • navajas a la plancha: frescas y ricas, lo mejor es comerlo directamente de la concha
  • croquetas: caseras y buenísimas
  • una cosa de animal que no había probado nunca y que me dió tanto mal rollo como imaginaba
  • patatas bravas: que de bravas no tenían nada
  • filloas rellenas de crema y flambeadas con orujo: nunca lo había probado y me encantó!

Todo esto acompañado con un albariño respetable que nos sirvieron en tazas, cuncas, en galego, ou viño á taza. Por descontado, antes de que nos dieran mesa nos pedimos unas cañas con la que pusieron una tapa que ni en Galicia. Con el postre también nos trajeron chupitos de crema de orujo a voluntad (resta decir que esto en Barcelona no existe).

Presentación y trato sin remilgos, pero muy bueno, entiendo que tenga fama…

Había comprado en el chino un par de velas al llegar. Sí sé porqué, me hacía ilusión soplar las velas por mis 30 en cierta compañía, saltándome todo el protocolo de no hacer esto nunca antes del día.  Xelo, Xelo, no inviertas energía en sentir vergüenza por algo así, no vale la pena. Y gracias de corazón, a los tres, por haber estado ahí, aunque haya sido cortido.

Por descontado, yo iba a celebrar algo pero la noticia que recibí al llegar fue mucho más impactante. No sé si llegué a decirlo…, felicidades! 🙂

Mesón Ondiñas do Mendo

Calle de Villaamil 4

+34 913 11 23 59

Precio cena: 16€ por persona!

Tokio Blues (norwegian Wood)

Vaya bodrio de peli. Después de muchos meses sin ir al cine por fin convencí a Julien de ir a ver una película de amor. Error!, ya me había leído el libro y lo dejé por la mitad. Su cara a los 30′ revelaba lo mucho que le estaba gustando el tema. Yo tampoco puedo decir que no me haya gustado nada pero desde luego, ha sido una decepción. Muy chulos los outfit, eso sí.

sinopsis

Cuando Toru Watanabe (Kenichi Matsuyama) escuha casualemte el Norwegian Wood de los Beatles, la melancolía y la nostalgia le hacen retroceder a su pasado como estudiante en el Tokio de finales de los 60. Toru recuerda a la inestable y misteriosa Naoko (Rinko Kikuchi), la novia de su mejor amigo de la adolescencia, u y el suicidio de éste; suceso que le distanció de Naoko durante un año hasta que se reencuentran en la uniersidad. Allí inician entonces una relaciín íntima que, sin embargo, se resiente por la frágil salud mental de Naokoa la que internan en un centro. Al poco tiempo Toru se enamora de Midori (Kiko Mizuhara, una jovencita activa y reasuelta. Indeciso, sumido en dudas y temores, experimenta entonces el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo aprece cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte.

renoir floridablanca
Pases: 16.15 – 19.10 – 22.05
Idioma original: Japonés
Duración: 133 minutos

Gata mala – bebida con tapa en Gracia

Seré breve, cinco pinceladas sobre este sitio: las chicas que lo llevan son un encanto, el local es familiar y agradable, el Gin Tónic está buenísimo (receta propia), saben tirar la caña y cada bebida que te pides la acompañan de una tapa, free!, primera vez en Barcelona que veo esto, y además tapas curradas, no unos cacahuetes rancios!. Creo que con algo tan básico como esto, han dado en el clavo.


He visto también que Time Out la posiciona en el número 13 de los mejores sitios de Barcelona donde tomarse un Gin Tónic, está claro.

Gata Mala

Rabassa, 37 (Gràcia). Telf.: 636 393 610

Cañitas, vinos y una tapa con tu bebida

Horario: martes a sabado de 18.30 a 01.00/01.30

Gin Tónic: 6 €

Sunset Park (Paul Auster)

Esta vez me ha costado entrar. El trayecto de metro de mi casa al trabajo no es suficientemente largo para novelas, sí lo es para cómics. Leer un par de páginas cada vez no funciona igual que cuando estás de vacaciones es un sitio donde cada imagen podría ser una postal.

La estructura de los capítulos, en personajes, te permite saber a dónde vas, ahora Alice, ahora Miller. El problema es ese, que no todos tienen la misma fuerza y de quien quieres saber más es de Miller, o tal vea de sus padres y los colegas, pero no de Ellen, que resulta en sí misma un poco insulsa. El rollito super yanki, siempre presente con este tío, nos queda tan lejos!, y en cambio, la forma en la que habla de las cosas somos nosotros, aquí y ahora.

Y ahí es donde entra el talento de Auster, capaz de hacer que te identifiques con cada uno, igual que hace Woody Allen, y que todos te caigan bien y que te sientas incluso como un ocupa más en Sunset Park. Y al igual que Allen, una vez más, y cada uno en su disciplina, los ocupas no podían ser los típicos punks guarros, no qué va!, tenían que ser una suerte de bobos americanos sin un duro.

En la página 226 llega la sorpresa, y pam!, ahí está este tío que escribe para esta generación. Cuando lo leo pienso que es exactamente esto, que así son las cosas en nuestro tiempo y que Auster es el autor de nuestra generación, igual que Tarantino lo es en cine.

Sant Jordi 2011

Increíble pero cierto. Amanecía en los Alpes y a las 8.30 de la mañana salíamos hacia las montañas para recoger ‘muguet‘, una flor muy preciada en la Alta Saboya a la que se le dedica el día 1 de mayo.

Todavía con el rocío sobre las hojas el padre de Julien inauguró este Sant Jordi mañanero, sin saber siquiera qué es Sant Jordi, y me dió esta flor, en medio del bosque. Se conoce más como lirio de los Valles, o lirio salvaje y el olor es  increíble, sobre todo en las condiciones en las que yo lo conocí.

Ahora bien, siendo Sant Jordi, no podía faltar mi rosa, ni tampoco una rosa para la madre de Julien; y como no, pasamos por una librería a ver que caía, esta vez Julien eligió él mismo su libro, De@d, de Hervé Brasebin, una historia policíaca en la red.

La rosa de Sant Jordi

Yo recibí mis libros un par de semanas antes, el día que me robaron el iPhone en el Raval, qué bajón!. Al principio se que me calló el alma a los pies, al final ya me reía, sobre todo cuando fui a poner la denuncia y la policía me dijo, hombre!, tú eres la de la moto… Sí, soy yo, la de la moto, la del iPhone, y la que está deseando escribir un post muy chulo que se titule: bye bye Raval, qué te den!.  Hace 7 años que vivo por la zona y hasta hace tres días era todavía muy fan de mi barrio, después me hice mayor.

También tengo que decir, que casi debería darle las gracias al ***** que se lo llevó, un día más tarde me sentía liberada del maldito cacharro. Lo único que echo de menos es la cámara y sobre todo Instagram, Hipstamatic y un par de aplicaciones más a las que le sacaba mucho partido!.  Así que ya lo sabéis, no vayáis por ahí whatsappeando si no queréis que se os quede la cara de gilipollas que se me quedó a mi cuando me lo quitaron de las manos.

Aquel día Julien, que acababa de volver de Francia esa misma tarde, dejó sobre la cama un par de cómics que me devolvieron el ánimo delante de lo que no era ni mucho menos una catástrofe: Heritages y el segundo tomo de Le combat ordinaire, de Manu Larcenet; uno de mis cómics favoritos. El primero bastante flojo, con el 2º, a Julien se le fue la olla ya que me había leído ya los cinco que hay. En cualquier caso, siempre había querido tenerlos.

Ahora estoy con mi tercer libro de Sant Jordi, El efecto Actitud, de Victor Küppers. Un regalo de Montse, que me gustó muchísimo y que llegó en un buen momento. Me gustaría regalarle este libro a mucha gente pero sobre todo a una persona, la razón por la que estamos en Francia y la razón por la que estoy escribiendo este post a la espera de recibir noticias.

Para la gente a la que le gusta leer, Sant Jordi es una buenísima excusa para salir y comprar libros, pero también por los que recibes. Yo todavía espero dos más con mucha ilusión, el de InfoJobs, que es ya un clásico de cada año, y el de Joaquim, que siempre acierta!.

En los Alpes la vida empieza temprano y acaba tarde. Sería lo más poder vivir aquí y tener tiempo para escribir así cada día.

Este es mi segundo post de Sant Jordi en Con2abuelas, hace más o menos un año empezaba el invento y aquí seguimos.

Gracias por llegar hasta el final de este post tan largo.

From Alpes,

The white flower

—-,—‘–(@

Tamara Drewe by Posy Simmonds

Leer cómics es tan fácil que pareciera que da igual como sea el cómic te lo vas a leer, y es verdad. Ahora bien, hay algunos momentos mágicos en los que cae en tus manos algo que desde que lo ves dices, wow, menudo tesorito.

He visto que está basado en una novela y que también han hecho una comedia romántica, no sé cuanto de tonta. Me da igual de dónde venga y cuanto se haya replicado. A mí me ha encantado. Una historia sobre escritores, la gente que vive en el campo, los pueblos de Inglaterra y las relaciones humanas.

Mi novio Julien es mi proveedor de cómics. Él se encarga de ir a la biblioteca y de traer cómics así que es él quien elige y para mí son siempre una sopresa.

En este sentido, si vivís en vivís en Barcelona y os gustan los cómics os recomiendo visitar la biblioteca de Sant Antoni, donde tenéis cómics para una buena temporada.

Este lo cogí allí. Tengo que decir que además, lo leí en un viaje en Ave Barcelona Madrid, tal vez por eso me gustó todavía más.

Si os animáis, qué lo disfrutéis!

Coliflor con sobrasada y queso gratinado

Pero cómo puede haber tanta gente a la que no le gusta la coliflor, mec-mec! Mal. Pero si está buenísima. Esta es una receta super fácil y apta para panolis, que como no lo sois, seguro que os saldrá incluso mejor.

Esto lo comí un día en casa de unos amigos muy eco todos ellos, incluida su coliflor, sus patatas y su sobrasada no sé de que sitio super especial. En mi caso era una cualquiera del super que me pareció medio buena,  la verdad es que yo de sobrasadas tampoco es que entienda mucho.

¿Qué se necesita para hacer esto?

(4 personas)

– 1 coliflor

– un par de patatas

sobrasada (la venden en cualquier lado)

– cosas de bechamel (véase mantequilla, leche, harina, nuez moscada y pimienta)

– queso, preferentemente un quesito que funda bien (yo he utilizado queso del país, entendiendo país como Galicia)

La receta en cuestión

1. Hervir las patatas y la coliflor, ambas previamente lavadas, retirado todo lo que sobra y troceado como os venga mejor.

2. Escurrir una vez que están ya cocidas y extender en una fuente (ver imagen).

3. Cortar la sobrasada y esparcirla estratégicamente.

4. Cubrir con la bechamel y a continuación el queso. ¿Qué no sabéis hacer bechamel?, facilísimo, ahí abajo os cuento como la hago yo, lo siento por los puristas de la cocina.

5. Meter en el horno y gratinar hasta que queda doradito el queso. Plato único y más que suficiente.

Bechamel

1. Deshacer un cuarto de mantequilla (taco estándar) en una olla hasta que se funda, añadir un poco de harina y remover. He dicho un poco, medio puñado.

2. Ir poniendo leche poco a poco y con un chisme de esos de batir, ir removiendo, si se os hacen brumos, no pasa nada, al final de todo, batidora y a correr.

3. ¿Dónde está el truco?, en ir creando una textura agradable, más o menos espesa, sin pasarse, que no es cemento. A fuego lento y durante un ratito, sin dejar de remover, la harina se tiene que cocinar, si no no queda muy bueno esto. Ponedle eso sí, pimienta negra, nuez moscada y sal al gusto.

Coste total: menos de 5€

ñam! 😉 Eso sí, una bomba.

Calçotada popular Poble Sec

Vienen mis padres a visitarme a Barcelona y pienso yo, mira qué suerte que este fin de semana hay una calçotada popular con Castellers y fijo que les encanta, y además aquí en Poble Sec, caramba qué bien!. Así que el domingo, ahí me levanto yo toda contenta para ir a comprar los tickets puntualísima a la hora indicada.

Cuando llego a Poble Sec veo una cola de unas 25 personas y le pregunto a la chica que está delante si hace mucho rato que han empezado con el tema y me dice que no, que justo acaban de abrir las puertas. Delante mía no hay ni 25 personas.

A punto de llegar mi turno empieza a salir la gente que ya no quedan tickets, ¿pero cómo?, ¿sólo vendían 25 tickets?, no puede ser!.  Bueno, bueno, bueno, vaya decepción. Mis padres allí todos emocionados que iban a probar calçots y no sé que más…

Señores organizadores de la calçotada, ¿saben por qué no quedaban tickets?, porque los que fueron delante compraron todos para 5 personas o más e incluso una compró para 14. Al final hicísteis una calçotada para un grupo gigante de andaluces, muy buena gente todos ellos, eso sí. ¿Y los vecinos?, ¿los vecinos qué?…

Un saludo muy cordial, después de tres añitos soportando la causa.

Organiza: Centre Cívic del Poble Sec

Bodega Cal Marino – Poble Sec

Hacía tanto tiempo que no escribía en el blog que ya ni me acordaba de cómo se hacia!.  El pasado finde, en el máster, nos contaban que a Google le gusta el contenido fresco y ahí me acordé yo de mi blog y del tiempo que hacía que no contaba nada aquí.

Volviendo al tema. Como bien sabéis aquí algunos siempre estamos buscando nuevos garitos donde meternos, ya sea por la tarde-noche o para el vermutito del finde. Pues bien señores, aquí tenéis un sitio que muy poca gente conoce y que yo descubrí por casualidad. Una de mis favoritas y de las vuestras en cuanto la piséis.

No es la típica bodega rancia por mucho encanto que tengan si no un local actual, con precios accesibles, buen ambiente y un montón de tapas ricas. Aquí os dejo una listita con mis favoritas:

  • enrollado de jamón relleno de queso (el mejor…)
  • tosta de sobrasada, miel y tete de moin (deliciosa!)
  • tosta de foie, jamón y confitura de tomate
  • ahumados (aunque esta vez había mucho bacalao!)
  • higos rellenos de foie
  • las croquetas, aunque no todas…

Importante: es un local muy amplio donde siempre hay sitio!!!

Celler Cal Marino

Margarit, 54 Barcelona, 08004

De martes a jueves: 9.30 a 14.30 / 17:00 a 20:30

Viernes, sábados y domingos: 11:00 a 15:00

10€ por cabeza!

Le blue est une couleur chaude

Cuando vas a una tienda muy grande en la que hay mucho de lo que te gusta sabes inmediatamente que estás en un apuro, da igual que sea por falta de pasta o de tiempo, siempre hay un estrés inicial que hay que moderar. Esto es lo que me pasó a mí en Annecy cuando entré en una tienda de cómics enorme y llena de libros en francés, justo lo qué quería!.

A veces es difícil elegir pero con este cómic fue muy fácil, lo cogí, chequeé tres páginas, y sin haberme leído siquiera el argumento me lo llevé; la ilustración y el estilo eran increíbles. Después, además, me sorprendió, y mucho. Nunca habría imaginado que era lo que era.

Lo mejor es que me dió duro y acabé llorando, pocas veces me pasa con libros pero este lo consiguió. Me da igual si es una historia tópica, para mí no lo era.

http://www.juliemaroh.com/

Julie Maroh

Glènat