Lola Cordova de Arthur Qwak

Una buena elección para los iniciados en el mundo de los cómics, especialmente si eres tío. Sin ánimo de ser machista, la trama es en sí una fantasía erótica de marcadísimo caracter masculino: tía exuberante para la que vender su cuerpo es más que un placer, siempre y cuando le devulevan el favor con drogas sofisticadas. Imagenes de sexo explícito, en las que los aliens se lo pasan pipa.  Futurista y atractiva. Me gustó! Aunque yo nunca me lo habría comprado, a priori…

Lola Cordova d’Arthur Qwak, Casterman, Collection «  Un Monde », avril 2005, 64 pages (France)

“Woo Lee et moi” de Sim Heung Ah

Bueno, bueno, bueno…, mi primer manga y yo sin enterarme. Habría jurado que lo que les caracterizaba es que se leían al revés, sea como sea, voilá!. Done!. Una experiencia más.  No era la única novedad, ya que además era en francés, mi primera vez, qué tierno!. Va sobre la vida de una escritora de manga Coreana, debería haberme dado cuenta ya que la obra era autobiográfica. El conjunto de manga, francés y Corea, brutal, ha sido diferente de las lecturas habituales; era más que un cómic, parecía real. Las viñetas me encantaron. Buscaré más cosas suyas, eso sí, en francés, porque en español no hay un carajo de goma. Si buscas cómics en versión original en La Central del Raval tienen algo, aunque este en versión original, difícil. Son chulos este estilo de tebeo más logrado, una pena que sean tan caros y tan difíciles de conseguir, aún así es de lo poco que hay que vale lo que cuesta.